Compartir archivos ha sido reconocido como religión oficial en Suecia.

Traducción chapucera y rápida. Original en inglés aquí.

Desde 2010 un grupo de piratas confesos ha intentado que sus creencias sean reconocidas como religión oficial en Suecia. Tras haber sido rechazadas sus peticiones numerosas veces, la Iglesia del Kopimism (cuyos símbolos sagrados son el CTRL+C y CTRL+V) ha sido aprobada por las autoridades como una religión oficial. La Iglesia espera que su estatus oficial elimine el estigma que rodea la compartición de archivos.

En todo el mundo, los compartidores de archivos han sido acosados por grupos antipiratería y las autoridades, y la situación en Suecia no es diferente. Mientras los poseedores del copyright acusan rápidamente a la gente que comparte ficheros de piratas, hay un grupo de gente que considera que copiar es un acto sagrado.

El estudiante de filosofía Isak Gerson, es un compartidor religioso de archivos y en un intento de proteger su única creencia, ha fundado en 2010 la Missionary Church of Kopimism. Con la esperanza de que se pueda prevenir la persecución de sus creencias, la iglesia solicitó ser aceptada oficialmente por las autoridades.

Tras dos intentos fallidos, en los cuales se solicitó a la iglesia que formalizase su modo de rezo o meditación, las autoridades finalmente han reconocido a la organización como una religión oficial. El fundador de la iglesia está extasiado por estas noticias y espera que esto motive a más gente a ser “Kopimistas”.

“Pienso que más gente tendrá el valor de declararse Kopimista. Tal vez no en público, pero por lo menos entre sus seres más cercanos”. Isak comenta a TorrentFreak. “Dodavía hay para muchos un estigma legal alrededor del hecho de copiar. Mucha gente todavía tiene miedo de ir a la cárcel por copiar y remezclar. Espero que en el nombre de Kopimi esto cambiará”.

religionAunque el estado formal de la Iglesia no significa que ahora se permita violar el copyright, la iglesia espera que sus creencias se tengan en cuenta en la elaboración de futuras leyes.

Durante los últimos seis meses, la Missionary Church of Kopimism ha triplicado sus miembros, de 1000 a 3000 y espera que las recientes noticias causen un incremento de seguidores. Seas miembro oficial o no, Gerson recomienda a todo el mundo con una conexión a internet que siga compartiendo.

“Los Kopimistas confesos no sólo dependemos de nosotros mismos en esta lucha, sino de todo aquel que copia información. A todo el mundo que tenga una conexión a internet: Seguid copiando. Mantened Kopimi con fuerza”, concluye Gerson.

Los posibles seguidores que sientan la llamada, por supuesto son bienvenidos a unirse al movimiento, gratis.

Anuncios